Scroll to Content

Es natural que tras años de plena dedicación a tus hijos te sientas raro al plantear unas vacaciones sin ellos. Sin embargo, si no quieres que la acumulación de obligaciones familiares y laborales te pase factura, una estancia en solitario con tu pareja, como si fuerais novios, es la opción ideal para recargar las pilas y retomar la rutina con alegría. Además, existen alternativas competentes y de confianza como Ceiwonderland.es para garantizarte un descanso reparador con cuidadoras cualificadas que harán las delicias de tus hijos.

Beneficios de las vacaciones separadas para grandes y pequeños

Aunque a priori te resulte difícil de creer, una estancia de varios días al cuidado de familiares, amigos o profesionales favorece que los niños se vuelvan más autónomos y valoren más a sus padres. Te echarán de menos y esta distancia les ayudará a tomar conciencia de sus actos.

Para los adultos la ausencia de obligaciones permite realizar actividades o deportes que siempre se han querido hacer pero que por falta de tiempo no se ha podido: ala delta, buceo, parapente, … sin obviar la importancia de reencontrarte contigo mismo y con tu pareja.

Dispondrás de todo el tiempo para hacer lo que te apetezca con tu pareja. No en vano, afianzar el vínculo con tu pareja os ayudará a ser mejores padres: más pacientes, comprensivos y receptivos a las necesidades de vuestros hijos.

A veces necesitamos parar para poder continuar a pleno rendimiento, y como ya sabrás los hijos consumen mucha energía.

Algunos consejos prácticos

Si vas a optar por una guardería como CeiWonderland.es, donde además de conocer nuevos amigos, lo pasará genial cantando, bailando y creando manualidades, aprenderá inglés sin darse cuenta. Una breve visita unos días antes le permitirá familiarizarse con las instalaciones, las cuidadoras y sus compañeros.

Es fundamental vivirlo con naturalidad, sin forzar la situación, prepararlo con tiempo y cuidar la comunicación con los más pequeños. El niño debe seguir sus rutinas y mantener ciertos puntos de referencia (prendas tuyas, fotos, su peluche favorito, …), que conozca y con los que se sienta seguro. En este sentido, no se aconseja cambiar de casa si el niño es menor de 6 años.

La edad del niño marcará la frecuencia y duración del período estival. De este modo, se recomienda que con niños menores de 5 años no os ausentéis más de una vez por año, y que las vacaciones oscilen entre la semana y los diez días. A partir de esta edad la ausencia se podría prolongar hasta un mes.

No olvides enfatizar las ventajas de pasar las vacaciones por separado por todas las cosas que va a poder hacer y planifica actividades en familia, para la vuelta. Llamarle por teléfono todos los días le creará una nueva rutina que le aportará  seguridad. Envíale fotos por whatsapp o, si es posible, llámale por skype, seguro que el tiempo se le pasa sin darse cuenta.

Despídete de él, evita generarte una sensación de abandono y dile que volverás. Esconder bolsas con chuches y mensajes cariñosos, en distintos lugares de la casa para que las descubra, es una buena manera de mostrarle tu cariño y hacerle más llevadera la espera.

Written by:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR