Scroll to Content

A todo el mundo le gusta ir de vacaciones, pero hoy vamos hablar de salir de vacaciones. Aunque mucha gente piense que es lo mismo ir de vacaciones que salir de vacaciones, desde freeingfree.net vamos a demostraros porqué no es lo mismo, exceptuando a los que viajan sin niños.

¿Ir de vacaciones o salir de vacaciones?

Todo el mundo va de vacaciones y elige su destino: Madrid, Barcelona, Cambrils, Teruel, Vigo, Valencia… No importa si vas a una ciudad grande o a un pueblo, lo importante es que te vas de vacaciones a disfrutar de unos días de sol, playa o montaña, dependiendo de las preferencias: hay tantos destinos diferentes como personas.

salir-de-vacaionesHasta este punto parece que es lo mismo salir que ir de vacaciones. Hemos elegido dónde pasar las vacaciones, hemos resuelto el alojamiento, el traslado, etc. Pero justo el día anterior a la fecha de salida comienza el problema. Y el problema es SALIR DE VACACIONES.

Salir de vacaciones se complica según va aumentando la familia. Cuando uno viaja en pareja o con amigos esto es muy sencillo. Cada uno lleva su maleta y encima te sobra sitio para llevar el portátil, los libros y hasta un jersey de más por si refresca por la noche. En menos de una  hora ya estás listo para ir de  vacaciones.

Pero la cosa se complica cuando uno viaja con niños, que es cuando SALIR DE VACACIONES se convierte en toda una hazaña. Esto no son matemáticas y, por tanto, dos más uno no son tres. Que nadie piense que si antes tenías todo listo en una hora, con uno más, en hora y media te vas de vacaciones. Sí, tus maletas sigues haciéndolas en menos de una hora, pero ¿y la lista de los enseres que necesita el niño para salir de casa? Cuna de viaje, biberones, silla de paseo, pañales, la leche en polvo, tres abrigos, camisetas interiores, los muñecos para dormir, el chupete, vestidos o pantalones, el mismo número de chaquetas que de vestidos o pantalones para que vaya conjuntado, con el mismo número de zapatos para que vaya a juego con los vestidos o pantalones… Y cuando has acabado de hacer su maleta (por cierto, este año ya no llevas el ordenador. En tu maleta has dejado sitio para los juguetes de tu hijo y cuentos para la noche…), queda hacer una mini bolsa de viaje con los “por si acaso” (si vomita durante el viaje, si se mancha, si cambia el tiempo… En fin, que después de encajar todo en el coche y unas cuatro horas más tarde, estás, por fin, listo para irte de vacaciones.

Desde freeingfree.net queremos ayudarte a ir de vacaciones ofreciéndote la mejor oferta de alojamientos al mejor precio, pero sentimos no poder ayudarte a SALIR DE VACACIONES.

Written by:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR