Scroll to Content

El auge del turismo rural sigue siendo imparable. Para muchos, es la mejor opción para poder disfrutar de la naturaleza y relajarse con total tranquilidad en un entorno único. Sin embargo, hay una serie de factores de vital importancia que también contribuye, de forma decisiva, a lograr la satisfacción total de los huéspedes de este tipo de alojamientos.

Los motivos del éxito

Supongamos que alguien busca en Internet alojamiento rural en Alicante para pasar unos días alejado de su rutina diaria. ¿Qué le ha llevado a hacer esa búsqueda? Según los estudios más recientes, los siguientes factores son los más comentados por parte de los amantes del turismo rural:

Estar en plena naturaleza. Respirar aire puro, olvidarse un poco de la matraca incesante de motores de la ciudad y escuchar el canto de los pájaros son unos lujos a tener en cuenta.

Otra forma de hacer turismo. Por suerte, muchas casas rurales no han dejado de evolucionar hasta convertirse en hoteles casi de lujo y con todo tipo de comodidades. Este factor ha sido fundamental para entender el crecimiento de la popularidad de esta opción turística.

Libertad total. La oferta es amplia y, en muchos casos, te permite poder viajar con un animal de compañía. Escoger entre playa o montaña y contar con toda la familia, para pasarlo bien, se convierte en una característica imprescindible para muchos.

Equilibrio entre diversos tipos de turismo. Las casas rurales te ofrecen una amplia serie de actividades, entre las que puedes encontrar desde el senderismo a otras mucho más físicas. Igualmente, puedes combinarlas con visitas culturales al entorno de la casa y crear un viaje perfecto y equilibrado.

El trato al cliente. Nunca se opta por la frialdad, sino, más bien, por todo lo contrario. Los propietarios de estas casas comprenden que el huésped no es solo un cliente, sino también casi un amigo al que se ha invitado a su hogar. Esta diferencia de tratamiento es fundamental para sentirse como en casa y disfrutar lo máximo posible de las vacaciones.

Precio. A todo lo anterior has de añadir que el precio es más que conveniente y adecuado. De hecho, el ahorro, según la ubicación, puede rondar hasta el 40 %, en comparación con un hotel de calidad intermedia.

Otros factores a tener en cuenta

El propio nombre del alojamiento lo indica. Es una casa en un entorno distinto, pero no deja de tener todo lo necesario para nunca sentirse en un lugar extraño y en el que hayas de comportarte de una forma determinada.

Resulta también complementario poder probar las delicias gastronómicas de la provincia. Ir al mercado, comprar productos típicos y cocinarlos no dejan de ser unos lujos irrenunciables que se convierten en unas formas distintas de descubrir los secretos de esa zona del país.

Written by:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies