Scroll to Content

A medida que avanzan la tecnología y los tiempos, es notable cómo se abarata la posibilidad de viajar y llevarnos la compañía de los más pequeños con nosotros. Si eres de esos papás y mamás a los que les cuesta separarse de sus chiquitines, aquí te dejamos unos consejos a tener en cuenta, sobre todo si el chiquitín está todavía de camino. Puede ser una buena ocasión para agregar algunos regalitos a la lista de deseos y aprender cómo organizar una fiesta de baby shower.

Qué no puede faltar a mano

La documentación del bebé es fundamental, por muy pequeñito que sea, si viajas por aire necesitarás presentar su pasaporte (para vuelos internacionales) o documentación para vuelos locales. Además, si viajas por tierra puede ser que en algún control rutinario te exijan su identificación. Ten en cuenta que las identificaciones en los más pequeños tienen periodos de expiración mucho más breves que en el caso de los adultos.

Ten en cuenta la cantidad de horas que dura el viaje y el medio. Si vamos a viajar en avión, hay líquidos cuyos continentes no pueden superar los 50ml. Conviene tenerlo en cuenta para no llevarnos un disgusto en el último momento justo antes del embarque.

Si viajas en coche, bus o tren, la disponibilidad de un baño con un cambiador adecuado se limita mucho. Por esto, es conveniente llevar justo la cantidad de pañales, toallitas y ropa de recambio que consideremos. En estas circunstancias, llevar equipaje de exceso puede ser realmente una complicación.

Además, en el caso de viaje en coche debes saber que el bebé tiene que viajar en un asiento homologado. Si eres primerizo o primeriza, asegúrate con un experto de que la silla esté bien sujeta.

Calcula las comidas. Siempre que puedas dar el pecho es un plus pues te ahorras cargar con biberones, pero de no ser una opción calcula el tiempo que vas a estar viajando con tu peque para que no os pille desprevenido un ataque de hambre.

Lleva preparadas varias capas de ropa para tu bebé. Además de que se va a ensuciar tanto como podría hacerlo en casa (ellos no entienden de protocolo…), a veces un aire acondicionado estropeado, por exceso o por defecto, puede darnos una mala experiencia. Una mantita que le sea familiar al pequeño le ayudará, además, a extrañar menos. Si puede ser una manta o almohada que tenga un olor familiar lo va a agradecer mucho (y todos los pasajeros también).

Su juguete preferido siempre serás tú

Intenta llevarle algún juguete para su distracción, ese pedacito de peluche que, no sabes bien por qué motivo, es objetivo de sus babitas y abrazos más tiernos a la hora de la siesta. De todas formas, no olvides que lo que cualquier bebé necesita, por encima de todo, es quien le cuide. Mostrarte calmado o calmada, cargarte de un extra de paciencia, y hacer alarde de todos los trucos que conoces bien para mantenerlo feliz será la clave para que tu viaje con tu bebé sea todo un éxito.

Written by:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR